Preguntarte como demorar la eyaculación y no obtener una respuesta certera te puede llevar a desesperarte. Yo pasé por eso. Decidí usar medicamentos químicos, como cremas y pastillas, pero al final lo único que conseguí fue perder mucho dinero y tiempo.

como demorar la eyaculación

Hoy te explicaré unos pasos esenciales para detener la eyaculación. Todo dependerá de cuán constante seas, y te aseguro que vale la pena intentarlo antes de que pierdas tu dinero probando con métodos que te vuelven dependientes de ellos. Esto no es así, esto es salud e inteligencia, ya que aprenderás a dominar tu orgasmo y tú mismo sabrás cómo y por qué funciona.

Pero antes te recomiendo que leas cómo conseguí pasar de durar 30 segundos a más de 20 minutos en la cama haciendo click aquí

Como demorar la eyaculación de forma natural

Para empezar, una de las cosas que más me ayudó a mí a entender por qué eyaculaba muy rápido fue el saber que no tenía dominio de mi músculo pubococcígeo, o músculo PC, como muchos lo llaman. Este músculo es el que te permite expulsar la orina o eyacular.

La diferencia entre ambas acciones radica en que tú lo controlas con facilidad cuándo orinas, sin embargo, no es así cuando se trata de eyacular, ahí no tienes el control total, y es lo que voy a explicarte cómo lo puedes conseguir.

Encuentra tu músculo PC

El primer paso es encontrar tu músculo PC. Este se localiza entre tus testículos y tu ano. Para sentirlo solo debes ir al baño y orinar. En dicha zona sentirás una contracción, que será realizada por este músculo.

Luego de localizarlo, verás que no es necesario orinar para contraerlo, y esa es una ventaja, porque te permitirá entrenarlo, tal y cómo te explico a continuación.

Entrena con los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel están diseñados para entrenar el músculo PC. Su motivo de creación principal fue ayudar a las personas que no tenían control de su micción, pero más tarde se encontró que con  estos mismos ejercicios se podía ayudar a las personas que sufren de eyaculación precoz.

Como antes te expliqué, el músculo pubococcígeo interviene en la micción y en la eyaculación, ambas acciones requieren de este músculo, y por ello hoy se trabaja con los ejercicios de Kegel para evitar la eyaculación precoz.

Ahora te explicaré cómo ejercitarte con estos ejercicios.

Lo primero que necesitas es contraer el músculo, sosteniendo esta contracción por unos segundos, con 6 segundos será suficiente. Luego relaja el músculo por un segundo y vuelve a contraerlo. La contracción es importante, al igual que la relajación.

Clic Aquí si quieres saber el método exacto que utilicé para durar más de 30 minutos en la cama!

Puedes probar hasta qué número de contracciones llegas sin cansarte, pero no pases de 30. Luego descansa uno o dos minutos para volver a hacer una serie de 30 repeticiones.

A medida que tu músculo PC adquiera fuerza, tú adquirirás mayor control sobre él, por lo que podrás mantenerlo contraído por más tiempo. Así que tendrás que aumentar la dificultad del ejercicio, y para ello solo necesitarás mantener la contracción por unos 8 o 10 segundos.

Practica a diario este ejercicio, ya que con él yo logré avanzar rápidamente en mi meta de controlar la eyaculación.

Relájate

Relajarte es importante, no solo porque te ayudará a sentirte mejor, sino porque cuando requieres de control sobre tu cuerpo, la relajación es el primer requisito. Un cuerpo relajado es más fácil de controlar que un cuerpo con tensiones, y lo mismo aplica para tu mente.

Para relajarte de manera rápida, puedes utilizar la respiración consciente. Se trata de inspirar llevando el aire hasta la parte más baja de tus pulmones, lo que hará que tu abdomen se expanda. Mantén el aire por 3 segundos y luego expúlsalo lentamente, expirando sin hacer ninguna clase de ruido.

Practica esta respiración y podrás relajarte en menos de 5 minutos. Te vendrá bien antes de cada encuentro sexual, pero antes de que lo lleves a la práctica con tu pareja o con una mujer, te propongo el siguiente ejercicio para la eyaculación precoz.

Practica con la masturbación

Después de haber practicado las dos técnicas anteriores, tu siguiente reto es ponerlo en práctica. Pero no debes buscar hacerlo primeramente con una mujer, puesto que se puede tornar muy difícil para ti, y, por suerte, la masturbación es algo en lo que te puedes aferrar.

Desde luego que la tensión sexual no será igual que estando con una mujer, pero la masturbación, si se hace de forma controlada, puede acostumbrar a tu cuerpo a que eyacule cuando tú se lo ordenes.

Primero, mastúrbate como siempre lo has hecho, empezando tranquilamente. Necesitarás tiempo y concentración, ya que el objetivo aquí no es que eyacules lo más pronto posible, sino todo lo contrario.

Al masturbarte sentirás que tu cuerpo responde a los estímulos, provocando sensaciones satisfactorias, y esas sensaciones son las que necesitan toda tu atención, ya que te indicarán si quieres eyacular o no.

Al momento de sentir que tu cuerpo necesita descargar toda la tensión sexual eyaculando, detente. Inspira cómo te explique anteriormente y contrae tu músculo PC. Ambas cosas te ayudarán a que no eyacules. Puede que falles a la primera, pero con la práctica podrás lograr que tu eyaculación no se dé.

Ponte a prueba

Luego de haber practicado con la masturbación, tendrás que aplicar todo lo que te he explicado con una mujer. Ahora el encuentro sexual será tu reto.

¡Ánimos!, yo lo conseguí y tú también puedes. Y desde luego que necesitarás mucha práctica y más información. Te invito a que sigas adquiriendo más conocimiento sobre como demorar la eyaculación, para que por fin te olvides de durar poco en la cama con una mujer.