Estarte preguntando cómo dejar de ser precoz puede llevarte a probar con muchas cosas sin obtener ninguna solución verdadera, y es que hay tantos productos químicos que aseguran eliminar este problema, pero ninguno lo puede lograr. ¿Quieres saber por qué?

Voy a contarte la verdad acerca de curar para la eyaculación precoz.

Primero, la eyaculación no es un problema que puedas curar de un instante para otro. Puedes tomar una pastillas y sentir que duras más, pero no la estarás curando, simplemente estarás usando un inhibidor temporal.

consejos para dejar de ser precoz

Así que si existe una solución para este problema, definitivamente no es algo que sea instantáneo. Y es que es así, cuando lo logré entender, descubrí que me llevaría más tiempo, pero que también tenía la cura asegurada.

Cómo dejar de ser precoz

Ahora bien, voy a hablarte de las cosas que necesitas saber sobre cómo acabar con la eyaculación precoz de una vez por todas.

La eyaculación precoz se puede curar

Tienes que estar convencido de que tu problema de eyaculación precoz se puede curar. No puedes pasarte la vida tomando pastillas o aplicándote cremas retardantes cuando quieras tener sexo. Esto es muy importante si quieres tener la motivación necesaria para curarte, porque lo que te describiré más adelante sobre cómo eliminar la eyaculación precoz necesitará de tu compromiso y dedicación.

No es un gran sacrificio el que harás, bastará con unos minutos de tu tiempo cada día, pero la clave está en que inicies pronto para que esos días que inviertas eliminando el problema te permitan acercarte más a tu objetivo, que es curarte.

¿Cómo se cura la eyaculación precoz?

Antes de decirte cómo se cura la eyaculación precoz, déjame recalcarte cómo no se cura. Este problema no se cura con ungüentos ni con pastillas ni cremas, se cura combatiendo el problema naturalmente. ¿Qué quiero decir con esto?, pues que no te vas a curar utilizando productos químicos, ya que estos son rechazados por tu cuerpo.

Verás que todos estos productos pueden tener efectos secundarios, y es por eso mismo que te aclaro que tu cuerpo los rechaza. Quizá no en su totalidad, y por ello puedes durar más haciendo el amor en ocasiones que los usas. Sin embargo, la verdadera solución no está tan lejos de ti como crees.

La cura para la eyaculación precoz consiste en un tratamiento que te permite aprender cómo funciona tu eyaculación y cómo puedes aprender a retrasarla. Y eso es algo que un tratamiento natural para la eyaculación precoz te permite hacer. No obstante, esto no es algo fácil de lograr, pero sí es posible.

¿Cuánto puedo tardar en dejar de ser precoz?

Seguramente te preguntarás cuánto tiempo te tomará curarte. Puede llevarte algo de tiempo, quizá tardes menos de lo que esperas, y es que es algo bastante relativo, porque depende de cuánto empeño le pongas. La gran ventaja es que desde tus primeras sesiones notarás resultados y si te mantienes constate no pasará mucho para que ya estés disfrutando del sexo sin restricciones de tiempo causadas por tu eyaculación precoz.

¿Qué ejercicios puedo hacer para dejar de ser precoz?

Notarás que te hablo de ejercicios, y es porque una buena parte de este tratamiento consiste en hacer ejercicios, específicamente, ejercicios que trabajan todo aquello que implica el tener un buen control sobre tu orgasmo. Por ejemplo, la respiración consciente te permitirá cancelar la eyaculación y no tener un orgasmo.

Hay ejercicios para trabajar la respiración de manera que esta te libere del estrés y llene muy bien tus pulmones para controlar la eyaculación. Voy a describírtelo a continuación

Ejercicios de respiración para la eyaculación precoz

Se trata de respirar profundamente para que comiences a percibir la relajación y tranquilidad que una buena respiración te puede brindar. Estando de pie o acostado en tu cama, completamente extendido, toma aire por la nariz inspirando lentamente y llevando todo ese aire a la parte baja de tus pulmones.

Esto último sabrás si lo haces correctamente si tu panza se infla (acostado es más fácil). Deja que el aire que entra te llene y te permita sentir que estás vivo. La idea es que te relajes por medio de esta respiración. Mantén el aire unos 4 segundos y libera tu mente de la mayoría de pensamientos. Luego comienza a vaciar los pulmones lentamente para sentir que te relaja aún más.

Ejercicios de Kegel para la eyaculación precoz

Otros ejercicios muy buenos son los que trabajan el músculo pubococcígeo. Este músculo se sitúa en el suelo de la pelvis, y lo puedes sentir si vas a orinar. Lo que tienes que hacer para entrenarlo es contraerlo por unos 6 segundos seguidos y, después, relajarlo por 1 segundo. Haz 30 repeticiones diarias de este ejercicio.

Con el tiempo ganarás control sobre tal músculo, y para detener la eyaculación, bastará con que controles este músculo justo cuando sientes que quieres eyacular, a la vez que inspiras profundamente como en el primer ejercicio.