soluciones para la ep

 

Usar soluciones para la eyaculación precoz sin saber qué tanto te pueden ayudar no te creará más que incertidumbre, estarás pensando en si funcionarán o cuánto tiempo te tomará curarte. Por así aquí voy a hablarte de soluciones verdaderas y que te ayudarán a librarte definitivamente de la eyaculación precoz y, lo mejor de todo, de forma natural y segura.

Soluciones para la eyaculación precoz

Deja el alcohol y el tabaco

Ambos son nocivos, pero el problema del que te quiero hablar aquí no es eso que ya sabes que pueden hacerte en cuanto a tu salud en general, sino lo que le harán a tu erección y tu rendimiento sexual. El alcohol y el tabaco tienen efectos negativos sobre la circulación, y una mala circulación no te dejará disfrutar del sexo como desearías.

No arriesgues más tu erección ni tu desempeño sexual, empieza a dejar poco a poco estas drogas y así irás solucionando tu problema de eyaculación precoz.

Entrena tu músculo PC

Otra forma de combatir la eyaculación precoz es realizando ejercicios de Kegel. Específicamente hay un ejercicio que te ayudará a curarte, no requiere de mucho esfuerzo y lo puedes realizar en casi cualquier lugar.

Ejercicio para el músculo pubococcígeo

El músculo pubococcígeo, o músculo PC, está entre tu ano y testículos, en el suelo de la pelvis. Tal músculo tiene varias funciones, pero la principal de ellas es el servir para crear la presión necesaria para la expulsión de la orina o para eyacular. Así que si logras controlarlo a voluntad, podrás hacer que tu eyaculación no se dé tan pronto, evitándola de forma natural.

Ubica el músculo PC yendo a orinar. Cuando trates de expulsar la orina, pon atención a que debes hacer cierta presión con tu abdomen y también con la zona que anteriormente te indiqué. Es decir, tanto el músculo PC como tu abdomen se contraen para poder orinar.

Algo similar ocurre cuando eyaculas, con la única diferencia de que en la eyaculación tú no tienes el total control del músculo PC, sino que se contrae involuntariamente y, así, hace que la eyaculación no sea interrumpida. Más adelante te diré cómo hacer para detenerla, pero para ello requerirás hacer el ejercicio que a continuación te explico.

Para ejercitar el músculo PC, contráelo por 6 segundos y luego relájalo por solo un segundo. Repite esto hasta que llegues a las 30 repeticiones. A diario practica este ejercicio y cuando notes que se te hace muy fácil, empieza a aumentar el tiempo de contracción, puede ser, por ejemplo, de 10 segundos con el mismo número de repeticiones y mismo tiempo de relajación.

Cuando ya vayas aún más avanzado o simplemente quieras variar el ejercicio, puedes practicar con tu pene (estando este erecto). Deberás ponerle encima una toalla pequeña, de modo que haga que tu pene baje por el peso de la misma, e intentar levantarlo contrayendo el músculo PC.

Usa la técnica de relajación

Hay una técnica muy sencilla pero efectiva que puedes emplear a la hora de sentirte muy ansioso por tener sexo. Esta técnica consiste nada más que en respirar. Solo tienes que inhalar aire profundamente por tu nariz llevándolo hasta la parte inferior de tus pulmones (ese aire hará que tu abdomen se expanda), luego, mantener el aire en tus pulmones por unos 4 segundos y, entonces, expulsarlo lentamente. En todo este proceso sentirás que te relajas, así que concéntrate nada más en eso, en respirar, en sentir cómo te relaja ese simple acto, tan indispensable para vivir.

Con esta técnica puedes prepararte para antes de tener sexo, ya que te relajará y te permitirá concentrarte en tu eyaculación. También te servirá para aplicar la siguiente técnica que te explico.

Retarda la eyaculación

Hacer que eyacules cuando tú quieras es fácil de explicar, pero no resulta tan sencillo a la hora de aplicarlo. No quiero desmotivarte, sino que quiero decirte que sí es posible y que sepas que siendo constante vas a poder aplicar esta poderosa técnica que ahora te regalo.

Antes de hablarte de ella, necesitas tener claras dos cosas. Una es que la eyaculación precoz no se curará a menos que tú seas constante practicando esta técnica, la otra es que puedes practicar y practicar y no obtener resultados por el simple hecho de no practicar correctamente. Así que practica, pero siguiendo cada una de las instrucciones que te doy.

La primera cosa que harás será masturbarte. Hazlo tranquilamente, así que busca un lugar en el que nadie te interrumpa. Mientras lo haces, concéntrate usando la técnica de relajación que te expliqué anteriormente. Respira y vuélvete más consciente de lo que está pasando en tu cuerpo mientras te estimulas.

Saldrán aquellas sensaciones fuertes que te indican que ya se acerca el orgasmo, de que sientes la necesidad de eyacular. Habrá un punto en el que sientas que ya no aguantas y, entonces, para de masturbarte a la vez que tomas aire profundamente para expandir tu abdomen y controlas el músculo PC. Solo concéntrate en esas dos cosas, en tomar aire y evitar la contracción del músculo PC.

Notarás que con tal técnica evitas que tu abdomen se contraiga y también que lo haga tu músculo PC, por lo que no puedes eyacular, pero además logras quitar la tensión sexual que se ha acumulado. De esa manera puedes seguir masturbándote y volver a aplicar esta técnica otra vez. Hazlo unas 4 o 5 veces, pero eyacula en la última repetición.